expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

domingo, 11 de mayo de 2014

PASTEL DE PIÑA Y NATA MUY FÁCIL

Cuando trabajaba mis chic@s se iban a casa de mi madre por las tardes. Cuando yo quedaba en el  trabajo, los dejaba allí  y ell@s subían andando, pasaban allí las tardes, y así ella controlaba que hicieran los deberes y no se enrollaran demasiado en la tele. Dani aprovechaba y jugaba en el patio del colegio que había al lado, ella de vez en cuando se asomaba a la terraza para controlar que no se moviera de allí. Cuando se acercaba la hora de mi salida ellos cogían sus mochilas y me iban a buscar para volver para casa. Uno de esos días mi madre me llamó por teléfono y me dijo: Hoy tienes que venir tu a buscar a los niños, no pueden bajar andando. ¿Pero y esooooooo...? ¿Que ha pasado?, yo estaba pensando en alguna pierna rota de Dani, ya que no paraba de corretear de un lado para otro, pero el motivo no era ese, noooooooo. Mi madre y Marta habían estado preparando un pastel y claro, no era menester que fueran los dos cargando con el pastel por toda Ponferrada.
Es uno de los más fáciles que hay, se tarda más en explicar que en preparar y es una delicia, muy refrescante y nada empalagosa, así que os dejo la receta, espero que os guste. 

 

NECESITAMOS ESTOS INGREDIENTES: 

17 sobaos ( aproximadamente, depende el molde)
Medio litro de nata para montar, azúcar.
Cuatro hojas de gelatina
Unas cuantas galletas maría (he probado con otras y me gustan más estas , ya que no le restan protagonismo a la piña.



ASÍ DE FÁCIL LO PREPARAMOS: 

Usamos un molde desmoldable, el mío es uno redondo de 22 centímetros, si lo tenéis cuadrado mejor que mejor, ya que así no tendréis que andar haciendo puzles con los sobaos. 
Lo primero que vamos a hacer es poner las hojas de gelatina en un recipiente con agua fría para hidratarlas. 
Colocamos una capa de sobaos sobre el molde (sin untar, ni mojar ni nada)
Abrimos el bote de la piña y sacamos la piña y reservamos . Del jugo separamos una tacita de las de café (es para disolver las hojas de gelatina), en el resto de jugo vamos mojando las galletas y las colocamos encima de los sobaos, solo una capa. Podemos con un brocha mojarlas un poco más una vez colocadas, pero no excesivamente, ya que la siguiente capa les va a dar mucha jugosidad.
La piña la trituramos (sin líquido) con la batidora y la ponemos encima de las galletas extendiéndola. 
Calentamos la taza de jugo de piña que teníamos reservada y disolvemos la gelatina, reservamos mientras  montamos la nata.
Montamos la nata con el azúcar ( no he puesto cantidad de azúcar , ya que va un poco a gusto, a nosotr@s no nos gusta con demasiado azúcar) y  cuando esté bien montada le añadimos el jugo de la piña con la gelatina y lo incorporamos con cuidado, echamos la nata encima de la preparación y extendemos. 
Dejamos en la nevera mínimo dos horas , mejor de un día para otro.


Ahora solo nos queda disfrutar......
He probado a decorar con alguna crema, mermelada, gelatina, pero tengo que decir que como más nos gusta es así, aunque no quede tan bonita.


 Si os gusta la piña, os animo a hacer este pastel , es muy rico y más fácil imposible.
Os deseo una buena semana a tod@s

4 comentarios:

  1. Muy rica esta tarta, para mi tarta..................un bico

    ResponderEliminar
  2. Una receta con sabor a alma, por lo que veo , asi que aún tiene mas valor.
    Me parece estupenda , un pastel delicioso que yo también quiero probar , aunque últimamente nos estamos controlando con el dulce pero para los dias de calor que se aproximan , es el postre perfecto sin duda.
    Besinos corazón.

    ResponderEliminar
  3. A mí me encanta la piña, y he hecho algún pastel de sobaos, pero con gelatina de limón. Creo que éste me va a gustar más todavía, con la nata y la piña, ¡buenísimo!.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  4. Hola vecinitaaaaaaaaaaa buuuuuuuf no te imaginas como me has dejado con este pastel de piña que cosa mas facil y seguro que rica , yo tengo dos publicadas pues nos gusta mucho sobre todo en verano bien fresquita asi que tomo nota de esta que no la conocia con las galletas y la piña triturada por encima.
    Te ha quedado de relujo ese corte es de lo maaaaaaaaaaaaas maaaaaaas tentador.
    Me encantan estas recetas de nuestras mamis no solo por que nunca fallan y gustan a todo el mundo si no por los recuerdos que nos traen una vez las volvemos hacer, que sepas me he emocionado un poquito leyendote por que hoy estoy muy sensiblona .
    Bicos mil potita miaaaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar

Muchas gracias a tod@s los que pasáis por mi cocina y dejáis vuestros comentarios, se que a veces cuesta un poco ya que el tiempo es un bien precioso y no disponemos mucho de el, no siempre puedo contestarlos todos, lo que si os aseguro es que los leo con mucho cariño y que estaré encantada con vuestras opiniones , consejos y críticas . Así que de nuevo un millón de gracias.