expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

domingo, 20 de abril de 2014

PAN DE CENTENO CON MASA MADRE NATURAL

Esta entrada no tenía que ser la de hoy, en realidad tenía que haber sido la de hace mucho tiempo, ya que  ni me acuerdo desde cuando están hechas las fotos, pero como es uno de mis panes favoritos siempre dejaba su publicación esperando algún motivo especial y se dio justamente este fin de semana: Veréis hace unos días recibí un mensaje al face de una bloguera que es la caña de España diciéndome que se iba a venir a pasar unos días al Bierzo y que si me parecía bien podríamos quedar. No lo dude ni un instante, y aunque el viernes se me complicó la cosa y fue imposible, el sábado allí estaba yo, a las 5 de la tarde, bueno en realidad allí estaba ella esperándome sentada en un banco, ya que llegué tarde (lo siento, no encontraba sitio para aparcar). En cuanto nos miramos ambas supimos que éramos nosotras, nos dimos un achuchón y nos fuimos a tomar unos refrigerios a una terraza que hacía un calor tremendo. El rato que estuvimos juntas me sentí muy a gusto,  no paramos de darle a la sin hueso (sobre todo yo, que soy muuuuuyyy charlatana), hablamos de un montón de cosas y antes de que nos diéramos cuenta se nos cayó en tiempo encima y nos tuvimos que despedir, porque  tenía que emprender camino de vuelta a casa .
Lo que viene a continuación ya lo tenía editado y listo para publicar, con lo cual lo dejo tal y como está , ya que si en algo estuvimos de acuerdo Elena ( perdón, no os había dicho su nombre)  y yo, es que la  cosa del pan empieza lentamente,  casi sin querer.   Un día te compras una panificadora, y haces un primer pan con uno de esos preparados que solo tienes que añadir el agua (en mí caso por lo menos) , cuando lo pruebas dices:::: ostiaaaaaaaaa, que bueno está esto, y en ese momento empiezas a investigar. Después viene probar recetas de panes del libro de instrucciones y  a partir de ahí la cosa empieza a ir más allá y un día te preguntas: ¿y si uso el cacharro para amasar y horneo en el horno?. Cuando lo pruebas te das cuenta que nunca más vas a usar la panificadora  para ésto. Pero cuando quieres volver a hacer pan (después de haberte empapado de información por los cuatro costados) intentas hacerla la masa a mano, y  es cuando realmente te atrapa el mundo del pan. Te das cuenta que aquel primer pan de la panificadora en realidad no era tan bueno como te parecía y que aún queda un camino muy largo por aprender. Notar como la masa cambia de textura en tus manos es una sensación realmente increible.  Después descubres la masa madre (bendito descubrimiento) y   quieres meterle masa madre a todo lo que está a tu alcance, aunque no siempre sea lo más apropiado. Entonces cojes un poco de cordura ( solo un poco) y empiezas a reflexionar sobre el pan. Le echas mama a los que tienen que llevarla y  levadura a  otros muchos que tampoco pasa nada, no es nada malo, ni deja el pan con sabores extraños si usamos la cantidad adecuada. No siempre salen todo lo bonitos que debieran, que si unos greñan, otros no, pero lo que si está claro es que saben a pan y entonces juras aquello de: A Dios pongo por testigo que, salvo cosas de fuerza mayor nunca más volveré a comprar el pan en panadería, que va a ser mejor el peor pan que salga de mi horno que el mejor de cualquier super.
La masa madre de este pan la hice en cuatro días, se que no es lo habitual , pero al lado de mi chimenea la temperatura que había era más que agradable para que los bichejos pulularan a sus anchas, eso sí, en esos cuatro días me deje llevar por mi instinto y les hice  muchos refrescos. La cosa debió salir bien porque salen unos panes muy buenos. La receta es del gran Iban Yarza.


NECESITAMOS LOS SIGUIENTES INGREDIENTES:
490 gr de agua
490 gr de harina de centeno blanca
490gr de masa madre de centeno
40 gr de miel
16 gr de sal


LO PREPARAMOS ASÍ DE FÁCIL:
Este pan es muy fácil de prepara, mezclamos en un bol, el agua , la masa madre , la harina, la miel y la sal y lo mezclamos bien con las manos. Queda como una especie de barro, pero es así no tiene que llevar más harina.
Untamos un molde largo (tipo plum cake) y echamos la masa hasta un poco más de la mitad, nos mojamos las manos y lo extendemos para que quede homogéneo,.
Expolvoreamos con harina y dejamos hasta que llegue el borde.
Tenemos el horno encendido a 250º y metemos el pan dejamos 10 minutos.
Cuando hayan pasado bajamos a 200 y dejamos aproximadamente una hora (depende de cada horno)


Dicen que es aconsejable al hacer pan poner una fuente en el horno con unas piedras volcánicas y echar agua sobre ellas al meter el pan para que genere vapor. También podemos vaporizar con un spray las paredes del horno, o incluso con la vaporeta, yo como lo hago en horno de leña, no uso nada de esto.


Este tipo de panes se aconseja dejarlo un día por lo menos, lo ideal sería dos, en mí caso no fui capaz, la tentación era demasiado fuerte y me tuve que comer una rebanada con un poco de queso para desayunar. Es mi preferido para el desayuno y si le echo nueces ya es la bomba. 
Solo me queda deciros a quien no conozca  el  blog de mi amiga Elena, ya está pinchando en el enlace y es que como su nombre bien dice , no solo no es chapucera , sino que es una cocinera fantástica, tiene unas fotos espectacular y lo mejor de todo es una gran persona, así que os quiero a tod@s allí , y no solo de visita expres, sino de seguidores, ya que estoy segura que esta chica va a dar mucho que hablar.

11 comentarios:

  1. Doy fe que este pan es estupendo , también lo he hecho varias veces y creo que también lo tengo publicado.
    Comparto la pasión de la que hablas , hacer pan te atrapa y cuanto mas haces , mas quieres , crea adicción , pero bendita adicción !
    Me alegro que disfrutaras de tu encuentro bloguero . Ahora me paso aconocer a Elena que no tengo el gusto.
    Besinos preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias Maky, me he emocionado un montón leyendo tu entrada y muy orgullosa le acabo de decir a Dani (que anda rondando por aquí): mira, esta entrada es para mi :) con una gran sonrisa.

    No sabes como me alegro de haber quedado contigo y conocerte en persona, esta semana seguiré tus consejos de "no amasado" con el pan y cuando apague el horno me acordaré de dejarlo un ratito más dentro, para que se seque la miga.

    Por supuesto que tenemos pendiente una excursión a tu horno de leña, aunque de momento con que mañana por la noche te pases por mi blog me conformo.

    Besotes mil y GRACIAS

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!! qué buena pinta tiene tu pan! yo tengo mi masa madre en "estado latente"desde hace un año en la nevera. Creo que ya va siendo hora de revivirla y copiarte la receta... jaja

    ResponderEliminar
  4. Como siempre un pan espectaculaaaaaaaaaar vecinita ademas de rico yo tambien tengo que ir un dia a tu casa y ponerme al loro como dice la juventud ahora con ese amasado que haces sin esfuerzo ya sabes por que lo digo jajaja por que te queda de relujoooooooo.
    Me alegra hayas quedado con Elena yo no la conozco asi que en na me voy a conocer su blog yo tambien fui rapidito el miercoles por la tarde al salr de trabajar al centro comercial a conocer a Sofia y me dio pena estar menos de dos horitas con ella pero no tenia tiempo de mas a ver si en verano cuando vuelva quedamos las tres y la conoces.
    Bueno me voy hacer la cena que me mataaaaaaaaaaan mis chicos jajaja.
    Bicos mil potita miaaaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  5. Menuda miga tiene ese pan, seguro que está buenísimo!
    Hace muy poquito que inauguramos Lima y Chocolate, tu tienda online de artículos de repostería a los precios más económicos. Tenemos promociones especiales para blogs de cocina y estaremos encantados de atenderte en www.limaychocolate.com

    ResponderEliminar
  6. Me alegro mucho del encuentro, es mucha emoción verdad?? yo tambien he tenido de esos momentos, he concocido a algunos blogeros ,han venido a visitarme y no los cambio esos instantes por nada en el mundo,tu pan te quedó espectacular, muchos besos!

    ResponderEliminar
  7. Hago pan con mucha frecuencia porque me encanta amasar y me encanta el pan hecho en casa. Este de centeno te quedó espectacular y lo rico y sano que resulta, es todo un placer. Qué miga tan suave y compacta y qué corteza tan crujiente. Te felicito.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  8. Me gustaría probar se ve riquísimo,abrazos

    ResponderEliminar
  9. sniff sniff que buena pinta!! pero de dónde saco la masa madre y la harina de centeno?? bueno y ya puestos de dónde saco un horno de leña, tengo un horno kk de la vaca que ufff , pero bueno, lo intentaré, por intentarlo que no sea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menchu, lo del horno de leña no sé si lo podremos apañar ya que si vives en un piso lo tienes complicado, pero la harina de centeno si no tienen en tu panadería (que si suelen tener) , en las grandes superficies o en los herbolarios la tienes. La masa madre, cuando quieras me pasas tu dirección a mi correo, y te mando una poca deshidratada en un sobre y las explicaciones para devolverla a la vida. Con ella salen unos panes increibles, pero para familiarizarte con las masas es mejor que empieces con otros panes. Tengo un montón de libros de pan y te los puedo mandar por correo y si quieres saber alguna cosa estaré encantada en ayudarte (en lo que humildemente pueda). Te dejo mi dirección por si los necesitas vegaymauriz@gmail.com.
      Besos

      Eliminar
  10. Hola Maky, quisiera hacerte una pregunta: Es posible hacer esta receta con harina de centeno integral, es decir negra? Gracias por tu respuesta.

    ResponderEliminar

Muchas gracias a tod@s los que pasáis por mi cocina y dejáis vuestros comentarios, se que a veces cuesta un poco ya que el tiempo es un bien precioso y no disponemos mucho de el, no siempre puedo contestarlos todos, lo que si os aseguro es que los leo con mucho cariño y que estaré encantada con vuestras opiniones , consejos y críticas . Así que de nuevo un millón de gracias.