expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

sábado, 14 de julio de 2018

CROQUETAS DE JAMÓN SERRANO


Una de las cosas que más me gustan del mundo mundial son las croquetas. Se pueden hacer de todo; tanto para aprovechar restos, como para camuflar aquellas cosas que niñ@s y no tan niñ@s se niegan a comer. En forma de cuadraditos, bolitas o con su forma típica, como las he preparado en ésta ocasión.
Cada vez que hago, lo suelo hacer casi de modo industrial, de ésta manera tengo siempre en el congelador y con una buena ensalada resuelvo una cena en un plis, plas. Y ni que decir tiene que no tiene nada que ver una croqueta casera;  con una de supermercado que ni se sabe lo llevan.


Necesitamos los siguientes ingredientes:

Una cebolleta, un diente de ajo, perejil.
100 gramos de aceite de oliva
180gramos de harina
800gr de leche
250 gr de jamón serrano cortado a trocitos pequeños.
Para rebozar:
Harina, huevo y pan rallado


Así de fácil las preparamos:

Lo primero que haremos cortar el jamón en trocitos pequeños.
En una olla,sarten honda o similar   echamos el aceite y cuando esté caliente (sin que llegue a humear) añadimos el jamón y sofreimos ligeramente. Retiramos para un plato.
En el mismo aceite añadimos la cebolla y el ajo que tendremos cortado a trocitos pequeños hasta dorar, sin que coja demasiado color. Para ello mantendremos el fuego bajo y daremos vueltas.
Una vez dorada añadimos la harina y la dejamos tostar para que no tenga sabor a crudo. Parecerá que coge gruos, pero se desharán sin problemas una vez que echamos la leche.
Con las varillas removemos sin parar a la vez que añadimos la leche . Cocemos a fuego suave sin dejar de remover con movimientos circulares.
Cuando lleve en el fuego 10 minutos aproximadamente añadimos el jamón y la sal, también podemos añadir pimienta y nuez moscada ( yo las prefiero sin ello, pero a gustos).
Dejamos 8/7 minutos más, añadimos perejil picado y volcamos sobre una bandeja.
Cubrimos con papel film tocando la superficie para que no haga costra. En su defecto pasamos un trozo de mantequilla por la superficie.
Dejamos enfriar, mejor de un día para otro.


Para formar las croquetas lo que hago es volcar la masa sobre la meseta enharinada y corto un buen trozo.
Con ese trozo formo un rulo rodando la masa sobre la meseta. Corto con la tijera pequeñas porciones y les doy forma, es muy fácil y se hacen en un momento.
Cuando las tengamos todas las pasamos por huevo batido y pan rallado. Por harina no es necesario, ya que las hemos formado con ella. Las vamos colocando en fuentes sin que se toquen unas con otras, las dejamos un rato para que sequen ligeramente y las llevamos al congelador o a la nevera dependiendo del uso que vayamos a darles. 
Las freímos en abundante aceite bien caliente y en tandas de pocas para que no se nos abran. Si las tenemos congeladas es conveniente sacarlas un ratito antes para que atemperen.


Animaros a hacerlas, con pollo, pescado, jamón york, calabacín.... son una delicia.
Y con estas croquetas deseo que paséis una feliz semana..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias a tod@s los que pasáis por mi cocina y dejáis vuestros comentarios, se que a veces cuesta un poco ya que el tiempo es un bien precioso y no disponemos mucho de el, no siempre puedo contestarlos todos, lo que si os aseguro es que los leo con mucho cariño y que estaré encantada con vuestras opiniones , consejos y críticas . Así que de nuevo un millón de gracias.